#AutismMonth | Oxígeno y Autismo

Tiberio C. Faria

 

Miami, Abril 9, 2014.- La Terapia de Oxigenación Hiperbárica (HBOT) es un método de administrar oxígeno a presión mayor a la presión atmosférica, para mejorar condiciones de insuficiencia de oxígeno, en un  procedimiento totalmente confiable y no-agresivo.

Normalmente, la TOHB se suministra en sesiones de una hora en recipientes denominados “cámaras” especialmente diseñadas para este propósito, las cuales varían en tamaño desde las monoplaza (una persona) hasta las multiplazas, que pueden albergar todo un equipo quirúrgico.

En las monoplaza, el recipiente es presurizado internamente con oxígeno al 100%, donde se recibe el tratamiento, respirando este oxígeno, sin ninguna molestia.

El Oxígeno es un gas inodoro e incoloro que compone como 21% del aire en la atmósfera terrestre y es indispensable para todos los procesos de vida ya que forma parte de los tejidos de los órganos, ayuda en las reacciones químicas que producen la energía para las funciones básicas y en caso de ausencia total del cuerpo, la vida se acaba en pocos minutos.

El oxígeno hiperbárico (OHB) entra en la corriente sanguínea saturando el plasma de la sangre y todos los otros líquidos del organismo. En circunstancias normales, sólo los glóbulos rojos transportan Oxigeno, pero la presión lo disuelve en los fluidos del cuerpo incluyendo el plasma de la sangre, el sistema linfático, y los fluidos que rodean al cerebro y la médula espinal, saturándolos.

Este Oxígeno adicional en los sistemas, es trascendental en la formación de nuevos tejidos, a la vez que promueve el desarrollo de nuevos vasos capilares. También, ayuda a los órganos a funcionar como deben, remplazando los tejidos que por una u otra razón han sufrido alguna alteración, y desde el año 2004, el OHB ha sido un tema de discusión frecuente en las conferencias médicas sobre el autismo, por lo tanto, los padres de niños con esta sintomatología se han estado interesando en el tema.

El OHB a una presión (moderada y controlada) le envía señales al ADN en nuestras células para realizar los procesos curativos o de reconstrucción de los tejidos cerebrales que el cuerpo no está haciendo.

Este trabajo se lleva a cabo en las mitocondrias, que son “la fábrica” dentro de cada célula que puede convertir el oxigeno y los azucares, en la “gasolina” que hace funcionar a las células, lo cual  se llama “respiración celular”.

Existen varias razones por las cuales la mitocondria, presenta fallas, tales como falta de oxigeno, exposición a tóxicos externos y reacciones hiperinmunes a infecciones o a vacunas.

Sabemos que el oxígeno trabaja, reviviendo las diminutas mitocondrias, generando por medio de la biogénesis, nuevas mitocondrias en las neuronas cuando y donde se necesitan.

Existen mucho médicos para quienes, la terapia Hiperbárica es la forma más efectiva para realizar la reparación del cerebro, en forma no invasiva y segura.

Hay estudios publicados en la revista PEDIATRICS que revelan que el OHB puede ser hasta 10 veces más efectivo que las otras terapias, por lo tanto se puede decir teniendo suficiente soporte biomédico, con decodificación, dieta adecuada y suplementos apropiados (tales como el glutatión, acido fólico, etc), y eliminando los alimentos a los cuales el niño sea alérgico, que la TOHB puede usarse y es muy recomendable.

El autor es Técnico Hiperbárico certificado en los EEUU, y en Colombia. Nota de redacción: antes de aplicar cualquier terapia, consulte con su médico o su profesional de la salud.

Related Posts

Comments are closed.

« »