#Balance | La vida balanceada

por Jesús R. Bello

 

VidaBalanceada IN7Miami, Enero 23, 2014.- Cada persona tiene una definición particular de lo que es balance personal, basada en sus propias vivencias y creencias. Sin embargo, ser balanceado implica tomar decisiones conscientes y tener más control sobre tus acciones, sobre tu vida.

Alan Loy McGinnis, en su libro “La vida balanceada” comenta: “He descubierto que las personas altamente eficientes no son tan brillantes como son  las personas balanceadas”. En otras palabras, quienes disfrutan el beneficio de una vida balanceada no son adictos al trabajo.

Sthephen Covey también discute este concepto en su libro, “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”: “La misma cantidad de energía debe estar destinada a ambos, al trabajo y a la familia”.

Las personas balanceadas no se dejan comprar por la necesidad del tenerlo “todo”. Es un hecho que ellos han descubierto que para hallar su propio balance algunas cosas tienen que ser sacrificadas en algún momento. Tampoco permiten que las áreas conflictivas de su vida impacten negativamente a las áreas más felices.

Obviamente tu no puedes honrar familia y carrera si una o la otra está consumiendo mucho de tu tiempo y tu energía. Balance, en esencia, es estar constantemente negociando tus prioridades. Mientras tus necesidades, deseos y anhelos cambian, tu sentido de lo que es importante cambia también y de esa forma tu haces los cambios apropiados para tener una mejor calidad de vida.

¿Qué es lo que impacta el balance en tu vida? Usualmente la falta de tiempo combinada con muchos agentes estresantes. Tu habilidad para manejar tu tiempo y sobrellevar los agentes estresantes en la vida van a impactar lo balanceado que tu te sentirás.

Otra razón por la cual nos sentimos fuera de balance es porque siempre queremos “más”. Tenemos una psicología del “más” en nuestra moderna sociedad cotidiana. – más dinero, más cosas, y como resultado, más obligaciones, más deudas. Lo que necesitamos desarrollar es una psicología de calidad que significa que “más” no es mejor; sino lo opuesto: “menos” es “más”. “Más” sólo complica la situación, a mayor cantidad de cosas que acumulamos más atados estamos por tener que disponer de la cantidad de dinero que soporte ese costoso estilo de vida.

En vez de un alto costo de vida, encamínate a una vida de alta calidad. Aprende a vivir con las cosas simples. Al final del día, las mejores cosas en la vida son gratis. El tiempo es la única forma de medir la vida y cómo la estás invirtiendo. Una fuerte base personal, un apropiado nivel de estimulación en cada una de las áreas de la vida y el conocer tus límites es lo fundamental para alcanzar la tan valorada calidad de vida. #SiSePuede.

 

Related Posts

Comments are closed.

« »