#BalanceVital | El Pensamiento positivo

por Jesús R. Bello

 

pensamiento positivo IN9Miami, Febrero 19, 2014.- Vivimos en un mundo de causa y efecto, de acción y reacción, por lo que la forma en que pensamos y hablamos afecta nuestra visión de la vida.

Esto se explica en la tercera ley de Newton, que establece que con cada acción ocurre una reacción igual y contraria. Es decir, que la forma en la que enfrentemos las situaciones de nuestras vidas, serán el reflejo de lo que recibiremos en ella y todo lo que hagamos en nuestras vidas se devolverá de la misma forma y con la misma intensidad.

Aplicándolo a lo que hacemos y a lo que pensamos, los pensamientos también forman parte de esta dinámica. La especialista en neurobiología del comportamiento, Marta Ligioiz, asegura que “Un pensamiento negativo se distingue porque no conduce a la acción ni a algo útil; sólo considera las limitaciones, y no las posibilidades”. Es por ello que nos debilitan, provocan desánimo, nos paralizan… pero sobre todo nos impiden evolucionar, encerrándonos en la queja, en la victimización y en la zona de comodidad en la que nos hemos instalado.

Por el contrario, los pensamientos positivos condicionan el comportamiento y la forma de tomar acciones hacia el crecimiento, la expansión y el éxito, porque al reforzar positivamente todo lo que hacemos, se impregnan de elevadas vibraciones todo lo que nos rodea. Sólo trabajan en nuestro beneficio y en el de los demás, dado que en la mente, lo positivo atrae lo positivo y rechaza a lo negativo.

Según la Psicóloga Ana Bastida de Miguel “los pensamientos positivos potencian las emociones positivas (alegría, anhelo, ilusión, bienestar físico) y también muchos comportamientos dirigidos a la gratificación y a la resolución de problemas” y son la base para llevar una existencia equilibrada.

Pero surge la siguiente pregunta, ¿Cómo puedo cambiar los pensamientos negativos y convertirlos en pensamientos positivos?

Para lograr este cambio debemos procurar un enfoque constructivo a los pensamientos positivos. Esto quiere decir que debemos tomar acción, forzando a nuestra mente a trabajar en nuestro beneficio produciendo iniciativas, soluciones e ideas que estimulen la creatividad. Así, desarrollaremos la confianza necesaria para convertirnos en personas mentalmente estables y creativas, evitando que nos afecten negativamente aquellos eventos sobre los cuales no tenemos ningún control.

A continuación algunas recomendaciones para beneficiarnos del cambio a los pensamientos positivos en nuestras vidas:

Toma el control de tus pensamientos y céntralos en lo que te gusta.

Mantén tu cabeza alejada de noticias negativas y de personas negativas.

Utiliza tus sentimientos para identificar los pensamientos negativos, y sustitúyelos por pensamientos positivos. Siempre debes buscar algo positivo en cualquier situación.

Jesús Bello

Jesús Bello

Suelo utilizar dos frases muy poderosas en mi vida para lograr el cambio de pensamientos negativos a positivos: “Voy a ser más positivo porque así lo decido” y “Estoy bien, porque me va bien y me va bien, porque estoy bien”.

Para alcanzar el equilibro debemos llenar nuestras vidas de pensamientos y acciones positivas, para evolucionar, para avanzar, para ver el vaso medio lleno y no medio vacío, para transformar nuestras vidas, para crear una realidad nueva y beneficiosa.

Al llenar nuestras vidas de pensamientos, acciones y refuerzos positivos, estamos dando un paso más para alcanzar una vida balanceada.

#SiSePuede

 

Related Posts

Comments are closed.

« »