#FallBack | El 3 de Noviembre a ATRASAR el reloj

Feature Image DaylightSavings

El 3 de Noviembre de 2013 hay que atrasar el reloj una hora. #FallBack

Miami, FL. Octubre 23, 2013. Redacción Intégrate News.- El domingo 3 de Noviembre, a la 1:59:59 AM los relojes de nuestros aparatos electrónicos se atrasarán una hora para volver al “horario estándar”. ¿Por qué se cambia el horario?. ¿Trae consecuencias para la salud? ¿Realmente ahorra energía?. Descúbrelo, a continuación.

¿Cómo se llegó a esta premisa?

Los países tienen su llamada hora oficial determinada por los husos horarios. Pero en el invierno, el ciclo de luz solar es menor, por lo cual se atrasan los relojes para usar más la luz diurna, depender en menor medida de la electricidad y ahorrar energía.

Según David Prerau, autor del libro “Seize the Daylight: The Curious and Contentious Store of Daylight Saving Time”, el primero en sugerir el concepto de ahorro de luz diurna fue Benjamín Franklin, en una carta anónima publicada en la sección “Économie” del diario Journal de Paris en 1784. En dicha misiva, Ben declaraba que los parisinos ahorraban velas y aceite levantándose más temprano, por lo que empleaban más la luz solar. Aunque Franklin no propuso cambiar el horario (en su tiempo el horario no estaba estandarizado), su reflexión proponía imponer un impuesto a las “contraventanas” (póstigos, zarandas o portezuelas exteriores de las ventanas), racionar las velas, repicar las campanas en las iglesias y disparar cañones al amanecer, fiel a su “Early to bed and early to rise / Makes a man healthy, wealthy, and wise”. (“Temprano a la cama y temprano al despertarse / vuelve al hombre rico, sabio y saludable).

En 1907, el inglés William Willet volvió a tocar el tema, cuando en un paseo a caballo previo al desayuno, se sorprendió al pensar cuántos londinenses dormían durante la mejor parte del día, el amanecer (aunque dicen que la verdadera causa es que le desagradaba que en invierno, cayera la noche a media tarde cuando jugaba al golf).

Willet infirió que el horario de verano incrementaría las posibilidades de practicar actividades al aire libre durante las horas de luz vespertinas y lograría que la luz matutina no fuera desperdiciada.

Formalmente, el “horario de verano” se adoptó en Estados Unidos en 1918, luego de que Alemania impusiera este horario para ahorrar carbón en la Primera Guerra Mundial.

Y desde entonces, todos los meses de Marzo se adelantan y en los de Noviembre, se atrasan los relojes. ¡Qué cosas! ¿No?

Horario de Verano y Ahorro de Energía.

A efectos de ahorro de energía, en la actualidad hay estudios con resultados dispares al respecto. Existen aproximaciones que indican que si bien se ahorra energía en la noche, se consume extra en la mañana – porque los horarios de trabajo no cambian y a diferencia del mundo de Ben Franklin, el ahorro energético en el 2013 no proviene de velas sino de calefacción y refrigeración.

Sin embargo, los efectos parecen pequeños y difíciles de cuantificar en un mundo en el que la convención parece haberse impuesto sobre el verdadero beneficio, por lo que el mejor indicador de este efecto pareciera ser el monto de la factura de electricidad.

Efectos sobre la salud

Lo que nos toca hacer el próximo domingo 3 de Noviembre es retrasar una hora nuestros relojes para volver al llamado “Horario Estándar”.  Esto implica que para nuestros cuerpos, amanecerá una hora más tarde.

Según el profesor de Georgia State University y vocero de la Academia Norteamericana de Medicina del Sueño, Michael Decker, PhD, los efectos de los
cambios de horario en primavera y en otoño son equivalentes a un “Jet Lag” biológico. “Al adelantar el reloj en primavera es como volar de California a Washington DC. Al retrasar el reloj en otoño es como volar de vuelta. El cuerpo se ajusta mejor en otoño que en primavera”.

Uno de los efectos asociados a la falta de luz solar es el llamado “Trastorno afectivo estacional” (conocido también como depresión invernal). Este padecimiento es más común en los lugares de mayor latitud, donde persisten los inviernos prolongados y que tienen pocas horas con luz diurna. El principal síntoma que presenta es la depresión mayor, aunado a un aumento del apetito, somnolencia en el día, falta de energía en las tardes, pérdida de interés en las actividades físicas, letargo y sensación de infelicidad. Si en este período presenta alguno de estos síntomas, debe consultar a su médico para que le prescriba las terapias que le permitan re-sincronizar su reloj biológico y su ciclo de sueño.

En definitiva, el próximo domingo, dormiremos una hora más en Miami Dade y al levantarnos, habrá amanecido una hora antes.

===

Related Posts

Comments are closed.

« »