#InSalud | De bebés y gatos.

por Redacción IN

 

INSalud IN10 Feature Image WEBMiami, Marzo 5, 2014.- La toxoplasmosis es probablemente la más reconocida de infecciones prenatales. Los factores de riesgo son, entre otros, el contacto con heces de gato, el comer o tocar carnes crudas, la contaminación cruzada y la exposición a tierra o agua contaminada. Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), esta infección puede producir parto prematuro, aborto involuntario, muerte fetal e incluso la muerte perinatal. También puede generar retraso mental, malformaciones, sordera, problemas de visión y es la principal causa de sepsis y meningitis en los recién nacidos. Estudios indican que la mayoría de las embarazadas contagiadas ni siquiera muestran síntomas, por lo que los especialistas recomiendan que deben hacerse los análisis para detectar el GBS (Estreptococo del grupo B)  entre las 35 y 37 semanas de gestación. Conversamos con el Dr. Guillermo Liévano, médico ginecobstetra del Centro Élite  de Ginecología y Obstetricia ubicado en Kendall, para conocer más sobre las medidas preventivas que contribuyen a la culminación de un embarazo sano y exitoso, al evitar el riesgo de la Toxoplasmosis. Doctor Liévano, ¿Una mujer embarazada debe deshacerse de su gato? No necesariamente, Pero debe asegurarse de seguir hábitos adecuados en la convivencia con el gato, tales como:

Hacer que otra persona vacíe diariamente la caja de la arena del gato.

Si la mujer embarazada tiene que vaciar la caja, debe asegurarse de usar guantes y una mascarilla.

Lavarse las manos después de manipular la caja de arena, jugar o tocar al gato.

Mantener al gato adentro de la casa para que no se alimente de pájaros o ratones infectados.

Asegurarse de que su gato no camine sobre las superficies en donde la familia coma.

Alimentar a su gato sólo con comida comercial.

Nunca comprar o aceptar un gato nuevo en su casa durante su embarazo.

Avatar INLa prevención también incluye guiar a la mamá con consejos sobre una nutrición adecuada, las prácticas del manejo de alimentos y los hábitos apropiados de higiene en general, Al respecto, el Doctor Liévano recomienda a mujeres embarazadas:

Evitar consumir y exponerse a comidas crudas, embutidos o carnes curadas.

Prevenir la contaminación cruzada al cocinar.

Lavar adecuadamente las tablas de cortar con agua caliente y jabón antibacterial.

Limitar hacer jardinería, tener contacto con tierra y manejar verduras sucias o brotes.

Hervir el agua o sólo consumir agua filtrada.

Evitar el consumo de productos no pasteurizados (leche, quesos, etc.).

Comer sólo en restaurantes que aseguren utilizar métodos de cocción higiénicos.

Lavarse las manos con frecuencia, especialmente a cocinar, tocarse la cara, la nariz o la boca y al tocar a las mascotas.

Para mayor información puede contactar al Dr. Guillermo Liévano (305) 270-3562 – info@drlievanoobgyn.com

Related Posts

Comments are closed.

« »