#SanaciónValiente | La ciudad de los Chamanes

por Luis Sosa

 

Feature Image SanaciónValienteMiami, FL. Noviembre 20, 2013.- Antes de salir corriendo al médico o la farmacia que ofrece mejores ofertas, habla con tu cuerpo… siéntelo, escúchalo. Intenta decirte que algo no está bien y ese fuerte dolor o ese gran mareo que te da es cuando alza la voz cuando no escuchas a la primera.

Las grandes enfermedades son pasos más adelante de un proceso de sordera creciente… son un claro mensaje del cuerpo “no sigo más hasta que pares y me escuches”. Aunque casi nadie crea esto, incluso los accidentes son creados por una inarmonía en nuestro cuerpo o en nuestras emociones.

El proceso es complejo, pero es así.

Algunas personas, en la cama de un hospital o en la sala de emergencias, intuyen que deben darle un giro a sus vidas… pero la gran mayoría sigue su tren de alta velocidad y simplemente toman o hacen lo que dicen los doctores, con tal de sentir alivio.

Pero si paramos un segundo y tratamos de sentir cada órgano, el correr de la sangre en nuestras venas, el aire que ensancha nuestros pulmones, las emociones que estamos sintiendo, el ácido que se dispara cuando sentimos ira o el ahogo que le quita oxígeno a nuestras venas, estaremos dando el primer paso hacia una salud verdadera y sin efectos secundarios.

Tenemos la intuición suficiente para percibir que algo no está bien, mucho antes de que se transforme en una enfermedad y la medicina preventiva no es más que tener la atención afilada para percibir  y escuchar las señales.

Incluso podemos percibir dónde se generan los primeros síntomas, esas cosas “raras” y leves que sentimos antes de una enfermedad.

Estas “molestias” han sido sembradas por el miedo, la rabia, la frustración y el estrés constante… éstos cambian la química de nuestro cuerpo, afectando células, tejidos y órganos, y lo hacen reaccionar de manera dolorosa.

Así que la verdadera medicina es preventiva y la verdadera prevención es la atención… no necesitamos consumir tantas pastillas ni vacunarnos ante una epidemia de “flu”… necesitamos escuchar, percibir y concientizar de dónde nacen los síntomas y qué estamos haciendo a diario para bajarnos las defensas y abrirle la puerta a alguna enfermedad.

Luis Sosa luis.sosa@live.com

Luis Sosa
luis.sosa@live.com

Con sólo darnos cuenta paramos de emitir la señal equivocada.

Respira,
escucha,
atiende
y ama tu cuerpo… respétalo y no lo provoques con mensajes destructivos…
ataja en el aire la enfermedad del futuro y disuélvela antes de que se haga más densa.

Te está llegando el momento de unirte a la legión de nuev@s chamanes!.

Related Posts

Comments are closed.

« »