#SanaciónValiente | Operación Dragón

Feature Image SanaciónValienteHasta ahora curarse de cualquier dolencia, física o emocional, era cuestión de tapar los síntomas y seguir adelante… pero las cosas están cambiando, la gente está llegando al fondo, donde crecen los dragones.

Cuando Oscar supo que tenía cáncer entró en pánico y sin chistar siguió el protocolo. La primera quimioterapia no sólo se llevó algunas células malignas sino algunas células de miedo… decidió parar el tratamiento y, entre sorbos de agua con bicarbonato y limón, empezó a reflexionar sobre las causas de su enfermedad: “¿una vida desordenada?”, “herencia de mis padres?”. Se ha ido sumergiendo en sí mismo y se ha ido acercando a las vivencias que lo marcaron y sembraron en él la semilla de este mal. Está por hacerse un chequeo exhaustivo en el hospital, pero ya él lleva la delantera…  ya está vacunado de consciencia y está a punto de ver el origen de su enfermedad.

Cuando a Michael le dijeron “nunca llegarás a nada”, se le vino el mundo encima… su mamá sabía de su déficit de atención y su hiperactividad, pero no sospechaba que la vida se le iba a complicar tanto. El Ritalin llegó como caído del cielo… casi como desecho de pájaro.

Michael aparentaba estar más tranquilo pero sufría palpitaciones, perdió el apetito y se ganaba varios números en la lotería de las convulsiones.

Al cabo de dos años, le pidió a su mamá parar el tratamiento, que “él iba a estar bien”. Su mamá buscó la alternativa opuesta a reprimirlo… “su cuerpo debe estar pidiéndole algo”. Entró en clases intensivas de natación y años después de colgaba su medalla olímpica número 22, mientras se acordaba de lo que dijo aquella profesora.

Luis Sosa luis.sosa@live.com

Luis Sosa
luis.sosa@live.com

La sanación que está surgiendo es de actitud. Cada vez más personas asumen la responsabilidad de sus vidas y hacen su trabajo… buscan ayuda pero no le entregan a nadie las riendas de su sanación y ya no buscan tapar los síntomas con medicamentos, al contrario, quieren ver para entender.

La gente está sanando en cuerpo y alma… se le está perdiendo el miedo al dragón.

Related Posts

Comments are closed.

« »