#Venezuela| ¿Y ahora, qué?

José Antonio Colina *

protesta-toma-venezuela-integrate-news-feature

Miami, FL.- Después del acuerdo de convivencia y paz establecido entre el régimen y factores de la oposición en la Mesa de Diálogo mediada por el Vaticano y los ex presidentes Rodríguez Zapatero, Torrijos y Fernández, los  venezolanos (tanto dentro como fuera del país) nos preguntamos ¿Hacia dónde vamos?, ya que no se obtuvo lo que quiere el 80% del país – que es la fecha del Referéndum Revocatorio y el respeto a la Constitución para salir electoral y pacíficamente del fatídico gobierno de Nicolás Maduro y terminar con 17 años de revolución.

La oposición, representada por factores que actuaron como políticos y no como líderes, asumió en este ‘acuerdo’ una responsabilidad (que no es suya) en materia de la crisis humanitaria que están padeciendo los venezolanos por la falta de medicamentos y de comida. No debe obviarse que esta crisis ha sido generada por la ineficiencia y la corrupción de los que hoy detentan el poder.

La gran promesa que era lograr (con la  presencia del Vaticano y factores externos) el respeto a ejercer el derecho constitucional de revocar a Nicolás Maduro no solo quedó fuera del documento, sino que ha sido ratificada su no discusión cuando el régimen asegura que no está planteado ni el referéndum revocatorio, ni la realización de elecciones generales adelantadas – para lo cual se requiere de  la renuncia de Nicolás Maduro antes del 10 de enero del año 2017. Todo ello sin contar las constantes burlas y descalificaciones ejercidas por los voceros del régimen en contra de los factores de oposición allí sentados, que contradicen el propio acuerdo firmado por las partes.

Por estos días el régimen pagará unos devaluados aguinaldos y llenará algunos canales con algo de comida (que ya ha sido importada) para intentar sepultar el espíritu de protesta que hace sólo una semana lo tenia caído y fuera del poder. En este escenario, no cabe duda que el diálogo (muy mal maniobrado y ejecutado por la oposición) le ha dado al oficialismo una oxigenación que lo saca temporalmente de la terapia intensiva y le permite mantenerse (no sabemos por cuánto tiempo más)  en control de la situación, causando la desesperanza y frustración de millones de venezolanos que quieren un cambio ya.

La gran pregunta (tanto para los que están dentro del país, para los presos políticos y para los que están fuera bien sea exiliados o en la diáspora) Y ahora ¿Qué hacemos? y ¿Hacia dónde vamos?

La intención del régimen es y será siempre mantener el poder y eso lo tenemos claro. Lo que no está bien definido es si la intención de los factores de oposición sentados en la  Mesa de Diálogo es realmente lograr la salida adelantada de Nicolás Maduro para asumir el costo tanto político como social de una dura y difícil transición; o si por el contrario su estrategia es llegar hasta el 2019 con el actual régimen para prepararse para aquél escenario electoral. Es por ello que los ciudadanos debemos asumir tanto dentro como fuera del país un rol más protagónico y organizativo, donde la capacidad de movilización de la sociedad esté en manos de los ciudadanos y no en los partidos políticos. Definitivamente, debemos asumir nuestro propio destino.

En Dios Confiamos.

jose-antonio-colina-veppex-integrate-news

José Antonio Colina

*Exiliado Político Venezolano.

Related Posts

Comments are closed.

« »