#VeryImportantPet | Paseando en Miami

por Peluche Bello-Pardo

 

Very important pet Peluche IN9 WebMiami, Febrero 19, 2014.- Mmm… ¡Hola! ¿Cómo han estado?

Yo muy bien, gozando de mi mes de cumple-todo (años, licencia del condado, fecha de llegada a mi familia). Este año ha sido muy divertido porque he tenido visitas, mis Abuelitos me están sacando a pasear más a menudo con ellos, mis hermanas me han consentido mucho y mis Papás celebraron conmigo el Día del Amor y la Amistad. Hasta una tarjeta y una colonia me regalaron.

¡Yes! Dentro de poco llegará la primavera y como siempre, mis papás y mis hermanas me llevarán a los parques del condado. En Miami Dade County la mayoría de los parques que aceptan perros tienen un área destinada para nosotros. En esos parques, hay carteles que le notifican a los visitantes que permiten perros CON CORREA en las áreas comunes. Debe ser para que no reclamen cuando nos vean, porque hay gente que es muy antipática.

Quiero decir que eso de “perros con correa en un parque” no tiene mucho chiste, porque lo divertido de un parque es que te dejen correr, saltar, esconderte y jugar con los amigos que allí consigas. Y para eso, la correa es un fastidio. Pero una vez que llegas a la sección destinada a nosotros, en casi todos hay dos áreas. Una para perros más grandes y otras para más pequeños (depende del peso de tu mascota). Y allí ya nos pueden quitar la correa. Eso sí, en ninguna permiten que vayan cachorros de menos de cuatro meses y tienes que tener todas tus vacunas, la chapa de la rabia a la vista y cero pulgas, garrapatas o parásitos. Tampoco dejan que vayas si tienes moquillo o fiebre. Por eso es mejor que te pongan tu vacuna antigripal de perritos todos los años.

En el condado, una misma persona sólo puede llevar un máximo de tres perritos al parque. Esto es porque tu familia tiene que estar muy pendiente de ti mientras juegas y prácticamente no te pueden quitar los ojos de encima. Cuando entras a la sección de juegos que te corresponda por tu peso, deben asegurarse de cerrar bien las rejas (no vaya a ser que se escape algún perrito por dejarlas abiertas y haya problemas). También, deben estar pendientes de recoger cualquier gracia que hagamos. Aunque en casi todos hay dispensadores de bolsitas, mi Mamá siempre se lleva sus bolsitas por si acaso. Cosas pasan.

Aunque los parques tienen bebederos de agua (altos y bajitos para perros como yo), mi Mamá no me deja tomar de allí porque a veces el agua está como “empozada”. Ella me compró una botellita que trae un recipiente para que yo tome y me da mucha agua cuando estoy en el parque.

Jajaja.. les voy a contar algo para que no les pase. Un día, mi Mami me compró unos Pupperoni (snacks) y no se le ocurrió otra cosa que abrir la bolsa en medio del parque de perritos. Parecía de comercial de TV. La perseguían como locos para tratar de agarrar mis snacks. Mi Mami salió corriendo con la bolsa en la mano hasta que mi Papá le agarró la bolsita y repartió todos mis snacks entre los amigos.

Otra cosa que tienen que tener pendientes los mayores es que en los parques no permiten comportamientos violentos. Hay algunos perritos que son buscapleitos y no saben jugar con los amigos. Pues, a esos los pueden sacar del parque si se portan mal. Y a los pitbulls no los aceptan.

El primer parque de perritos que yo conocí fue el del Downtown que se llama Dog Chow Dog Park. Fui un sábado y nos divertimos mucho. Ese parque es TODO de perritos. No tenemos que tener correa y está al borde de la bahía. Es bellísimo.

También conozco el del Tropical Park. Este es bien cool porque tiene aparatos para jugar (así como los columpios y toboganes que tanto le gustan a mi primo Alan), pues allí hay rampas, cuerdas y túneles para nosotros los perritos. Es muy divertido y al jugar, hacemos ejercicios todos. A mi papá le encanta este parque (además que después podemos ir a la orilla del lago a hacer un picnic) – eso sí, yo con correa, pero buehh…

En Coconut Grove hay un parque es-pec-ta-cu-lar que se llama David T. Kennedy Park. Lo bellísimo de este parque es que queda al borde del agua, tiene mucho espacio y para llegar al área de perritos, puedes pasear por todo el parque al que van familias con muchos niños. Es un paseo bien lindo. Y los perritos vamos muy contentos.

Peluche Bello-Pardo

Peluche Bello-Pardo

En Doral hicieron un parque llamado Trails and tails. Este parque es muy especial para mi Mamá, porque ella siempre decía en La Ciudad que cómo era posible que viviendo en Doral me tuvieran que llevar a Coconut Grove o a Coral Gables o al Downtown o al Amelia Earthart de Hialeah para poder jugar conmigo y que en Doral no hubiera un parque para nosotros. Pues luego de varios años, finalmente lo abrieron y es sólo para perritos

En el condado hay muchos más parques. Como no sé poner los links en el papel periódico, mi hermana me dijo que los van a colocar en “ejem, ejem” mi propia sección que se llama #VeryImportantPet dentro de la página web del periódico. Así que si quieren las direcciones, allí estarán.

Saludos a todos mis amiguitos de segundo grado de Doral Academy. Espero conocerlos pronto y tomarme una foto con ustedes. Eso sí, hablen con mi manager, mi querido primo Alan para ponernos de acuerdo.See you.

¡Guau!

 

Related Posts

Comments are closed.

« »