#WeCare | Sayonara, bombillos incandescentes (1)

por Tiberio C. Faria

 

PrintMiami, Febrero 19, 2014.- Muchas veces, cuando se promulgan leyes, un alto porcentaje de la población no se “preocupa” de leer en detalle de lo que trata la ley y se dice a sí mismo, “lo veo después” y luego, … nunca se “ocupa” de hacerlo y la ley entra en efecto, y no se entera, pero… así funcionamos.

El 1 de enero del 2014, entró en vigencia una ley firmada en 2007 por el Presidente George W. Bush para sustituir las bombillas incandescentes estándar por unas bombillas más eficientes. Dentro de algunos meses, el suministro de los bombillos incandescentes de 40 y 60 vatios (que todos conocemos, porque constituyen el 80 % del mercado residencial en los EUA y ocupaban la mayor parte de los estantes en las tiendas del ramo) serán reemplazados por otros, pues la ley  prohíbe su fabricación en territorio americano, así como su importación.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) ha indicado que en los bombillos tradicionales, sólo el 10% de la energía que consumen es lo que se usa para iluminar. El 90% restante se pierde como calor. También señala que en Estados Unidos hay más de 4.000  millones de tomacorrientes para bombillos y que más de 3.000 millones todavía usan la tecnología incandescente estándar que no ha cambiado mucho en más de 125 años.

En el año 2013, fueron prohibidas la fabricación e importación de bombillos de 75 y 100 vatios. Ahora, con la entrada en vigencia de la ley para los de 40 y 60 vatios, el mapa de la iluminación artificial sí va a cambiar radicalmente. De forma gradual irán desapareciendo del mercado los bombillos tipo “A” (los globos) y los que tienen la silueta de la luz de una vela (que son llamados “candelabra”).

Igual suerte van a correr los llamados reflectores floods y spots (en las clasificaciones “PAR 20, 30, 48, 40, y R 20 con menos de 65 vatios) cuya ausencia ya se está notando.

Con el paso del tiempo, no solo las luces incandescentes formarán parte de  la lista de los tipos de bombillos que deben salir del mercado. A medida que las existencias se vayan acabando, las luces fluorescentes (que conocemos como “tubos”)  -tipo T5, T8, T12 y HO, en todos sus  tamaños, 2’, 4’ y 8’ – y la forma de sus bases de conexión, también serán parte del pasado.

Existen algunas excepciones a estas listas que tienen que ver con los índices cromatográficos, CRI (formas de reflejar-difundir los distintos colores del espectro de la luz blanca) y las luces para exteriores. Pero todo forma parte del esfuerzo que están haciendo las naciones del mundo desarrollado, para evitar el uso de los metales pesados en la producción y disposición de estos tipos de luz, los cuales son muy dañinos al medio ambiente. (mercurio, plomo, arsénico, etc).

Tiberio Faría

Tiberio Faría

El Departamento de Energía, ha venido estudiando el tema en profundidad, junto con las universidades mas prestigiosas del país, para ir determinando  los tipos de luz que se usen en el país, con la intención de reducir el uso de energía, y las emisiones de gases de invernadero, que contribuyen al calentamiento global. En este sentido, las leyes exigen a los fabricantes que cumplan con la normativa para edificios, vehículos y productos, incluyendo los bombillos para uso doméstico e industrial y que llenen o superen los requisitos establecidos por la EISA (Energy Independence Security Act), la ley que los rige. Los nuevos patrones se basan en la eficacia y los bombillos tienen que llenar el patrón de Lúmenes por vatio.

¿Y con qué van a ser reemplazados los bombillos que conocemos?

Lo veremos en nuestra próxima entrega.

 

Related Posts

Comments are closed.

« »