#TheSmartSaver | Aprende a defenderte de la publicidad engañosa

publicidad engañosa smart saver tatiana ramos integrate newsTatiana Ramos

Miami, FL

Las leyes sobre comercio del condado Miami-Dade (y de prácticamente todo el país) dicen claramente que es ilegal hacer publicidad falsa. Esto incluye todos los tipos de manipulación y engaño conocido, y están ampliamente explicados en la sección 8A – 108 del County Uniform Trade Standards (para Miami-Dade).

La publicidad falsa es toda aquella que oculta la información correcta sobre el producto, o que lo que dice es demasiado ambiguo y termina mintiendo a los consumidores. Por esta razón muchas empresas han tenido que pagar millones en las cortes, pero no ha sido suficiente para frenar algunas prácticas inescrupulosas en las que los inmigrantes suelen caer con mucha facilidad.

La vacuna contra este mal son los consumidores informados. Hay que aprender a defender los derechos y la forma de hacerlo es sabiendo cuáles son. Por ejemplo al recibir un suplemento con ofertas, la tienda debe tener suficiente cantidad del producto (o sustituto que ofrece). Si no lo tiene, estaría violando la ley, a menos que advierta cuáles son las condiciones. De la misma manera, si no indica que están limitadas las cantidades que cada cliente puede comprar, la tienda no puede evitar que una sola persona compre todo lo que quiera.

Una práctica muy común es la conocida como Bait and Switch que se interpretaría como lanzar el anzuelo y cambiar la carnada. Lo hacen negocios que quieren atraer clientes a sus locales y usan fotos que no son las del producto o lo describen con propiedades que realmente no tiene. Las empresas suelen explicar en la letra pequeña que “la foto no necesariamente se corresponde con el producto”, o “no todos los resultados son iguales”, o frases similares que los salven de una demanda.

Jugar con los precios también es delicado pues las leyes son claras. Si un vendedor de autos dice que tiene los precios más bajos del mercado, tiene que disponer de las evidencias para demostrarlo. Si él simplemente dice que sus precios son bajos, no está incurriendo en engaño. El precio a pagar es el que se muestra y está prohibido aumentarlo justo al momento de desembolsar el dinero. De hecho, si llegaran a anunciar “vendemos a precios viejos”, tendrían que ofrecer los precios promedio del mercado con más de 3 meses previos a la publicidad en cuestión.

Si sospecha de mala praxis publicitaria, y si vives en Miami-Dade llama a la línea de protección al consumidor y allí te dirán qué hacer: Consumer Protection Hotline 786-469-2333

Tatiana Ramos

Tatiana Ramos

@TatiRamosBosch

integratenewsramos@yahoo.com

Related Posts

Comments are closed.

« »