#BuenosModales | “Saber estar” en la mesa es un MUST.

por María Eugenia Pardo

 

BuenosModales IN8 05-02-2014Miami, FL. Febrero 5, 2014.- El protocolo en la mesa – o los buenos modales de las niñitas educadas, al comer, como se esforzó mi Abuela en que yo los conociera – es algo en lo que, una vez que se aprende, no se piensa. No importa si la comida te gusta o no, si lo comes o no. Saber estar” en una mesa, es un must!.

Por eso, vamos a revisar algunos tips sencillitos que debemos tener en cuenta para evitar cualquier  inconveniente que nos genere preocupación y nos haga quedar mal (sobretodo si nos invitan a comer en ocasión del Día de San Valentín… nada peor que pasar pena con quién estemos celebrando ese día).

Deslices comunes.

Un desliz muy común al comer fuera de casa, ocurre con el pan. Ya sean panecillos, muffins, pan de bono, arepas o pan de ajo, nunca los cortes con el cuchillo, no los muerdas directamente ni le pases las migas al plato para limpiarlo. Separa el pan con los dedos cada vez que te vayas a llevar un bocado a la boca.

Otro descuido muy común, es el de cómo tomar la sopa. Para irte por lo seguro, usa siempre la cucharilla, llévala hasta tu boca (y jamás inclines el cuerpo hacia el plato). Otro detallito, no inclines el plato sobre su eje para apurar lo que quede. Si ya no puedes tomar más líquido con la cucharilla, colócala encima del plato, y next!

Si te colocan un rince-doigt (en francés) o finger bowl (en inglés) – es decir, un platito hondo con agua, pétalos y/o limonesSTOPEs para limpiarte los dedos antes y/o después de tomar alimentos con las manos (sobretodo mariscos). Graciosamente introduce las puntas de tus dedos en el agua y luego sécalos con la servilleta. Aunque hoy ya se acepta que te pongan toallitas húmedas (ya sean de tela de paño, húmedas, calientes y perfumadas, o sachets descartables con olor a limón) en vez del tan refinado aguamanil.

Hablando de la servilleta. Colócala doblada a la mitad sobre tu regazo (nunca te la pongas como un babero). Si te vas a levantar, déjala como al descuido al lado derecho del plato. Sólo se usa para limpiarse los labios antes y después de beber (de la copa o el vaso), o para limpiarse cualquier mancha de comida de la cara. Jamás para otros fines (como he visto, limpiar la copa, los cubiertos o enjugarse el sudor).

Y el postre es bien tricky. La cucharilla de postre se usa sólo para sorbetes, helados, cremas, mousses, macedonias o puddings. De resto, tortas, pasteles, pie, bizcochos o frutas cocidas, se comen con el tenedor de postre.  Nunca con la cucharilla. Los bombones, se toman con la punta de los tres dedos, no con cubiertos.

 

¿Qué con qué?

María Eugenia Pardo Editor @marupardo

María Eugenia Pardo
Editor
@marupardo

Los platos más blandos (pastas cortas, ensaladas) se comen con tenedor y el cuchillo sirve para ayudar a llevar los alimentos al tenedor. Las carnes (res, pollo, cerdo) se comen con cuchillo y tenedor, y los pescados, con la pala y el tenedor de pescado.

Si llegas a una comida y la mesa tiene muchos cubiertos, debes usarlos “de afuera para adentro” en el orden que te vayan sirviendo los platos.

Las alcachofas, los espárragos, mejillones y almejas pueden tomarse con los dedos y llevarlos a la boca, con delicadeza. Sin sorberlos. Si los espárragos están gratinados o llevan salsa caliente, apela por el cuchillo y tenedor.

Linguini, Fetuccini, Angel Hair, Spaguetti y Tallarines se comen con el tenedor en la mano derecha. Enrolla unos cuantos para poder introducirlos en la boca. No dejes fideos colgando, por caridad. Y aunque te pongan cien cucharillas alrededor, no las uses como apoyo para enrollarlos. Simplemente ignóralas.

Si vas a comer caracoles, te los deben servir con los utensilios adecuados (que en los restaurants por lo general no están en la mesa sino que vienen al pedir el plato). En el caso del pescado entero, primero se separa la cabeza y la cola con la pala de pescado y después corta a lo largo, para abrir la pieza. A partir de allí, trocéalo suavemente con la pala y tómalo con el tenedor.

Las frutas pequeñas como las uvas, cerezas, ciruelas o mandarinas se comen con los dedos y las semillas se dejan caer en la mano, y se depositan, de manera discreta, en un lado del plato, jamás las vayas a escupir ni por casualidad. Para comer peras, naranjas y manzanas, utiliza el cuchillo y el tenedor de postre. Córtalas en cuatro porciones y cada una a su vez, las pelas con el cuchillo mientras las sujetas con el tenedor. Luego, pártelas en pedazos más pequeños a medida que las consumas.

Sin embargo, no te preocupes la próxima vez que te sientas en aprietos. A veces, el esperar es el mejor consejo. Si no estás segur@ de cómo desenvolverte ante un suculento y extraño plato en tu mesa, no desesperes. Seguramente quien te invitó a comer, sí sabe cómo hacerlo. Gana tiempo mientras dan el “go” para comer y así no harás que otro pase un mal rato de pena ajena por ti.

Related Posts

Comments are closed.

« »