#SiSePuede

depresion migratoria inmigracion integrate news miami glenda traviesoGlenda Travieso

Miami, FL

214 millones es el número estimado de migrantes internacionales a nivel mundial y si todas las personas migrantes formáramos un país, este sería el quinto más poblado del mundo. En lo particular, durante estos últimos cinco años, he formado parte de estas estadísticas, pues he experimentado dos procesos migratorios desde que salí de mi país, Venezuela, en el año 2011, ambos bajo diferentes condiciones. Por eso sé de primera mano que la disposición para aceptar las adversidades y la creatividad para solventarlas es un factor determinante en este proceso.

He aquí los últimos cuatro tips que quiero compartirles para evitar que la depresión y la ansiedad tomen el control.

5.- Manténgase activo. Mientras se está en la búsqueda de trabajo es probable que se tenga un exceso de tiempo de libre al cual no se está acostumbrado. Conviene aprender a llenar este espacio de forma constructiva y creativa. Aislarse o volverse sedentario puede atentar contra su salud, no solo física, sino también mental. Mantenga su mente activa generando ideas, quizás sobre un nuevo proyecto o adquiriendo nuevos conocimientos. Esto es clave para prevenir cuadros de ansiedad, irritabilidad y depresión.

6.- Ninguna decisión está escrita sobre piedra. Es decir, que aunque usted lleve un plan, ese plan puede cambiar si usted en el camino se da cuenta de que no funciona. No asuma este cambio de rumbo como un fracaso

7.- Intégrese. No se refugie en la queja, enfóquese más bien en las muchas cosas positivas que tiene a su alrededor. Procure entender la cultura del nuevo país, sus normas sociales, sus leyes y las obligaciones que le corresponden.

8.- Acepte que la incertidumbre es parte de la vida. Por lo tanto, es imposible anticiparse a todos los escenarios. Trate de mantenerse aferrado al momento presente, por más que su mente lo quiera llevar al futuro para verlo con preocupación y ansiedad. Tenga presente que muchas de las cosas que hoy le inquietan y sus posibles respuestas, pueden cambiar en el futuro pues nada está escrito.

No cabe duda de que emigrar significa un gran reto e involucra costos, no solo económicos, sino también emocionales y en algunos casos psicológicos, que aunque muchos de ellos no se pueden predecir, el saber que pueden existir nos hace estar mejor preparados para cuando se presenten. En todo caso, no debemos asumir el proceso como un sacrificio, pues esto le da una connotación de pérdida en lugar de verlo como una decisión.

Por último, recuerde que siempre es válido cambiar de decisión, incluyendo regresar a su país de origen. Sintiéndose orgulloso de todo el aprendizaje adquirido, con la seguridad de que se ha transformado en un ser más completo, con una percepción del mundo más amplia que le permitirá emprender una nueva vida.

Glenda Travieso autora b&W

Glenda Travieso

Autora y Coach Neurolingüístico

www.glendatravieso.com

@gatravieso

 

Related Posts

Comments are closed.

« »