#VeryImportantPet | Adoptar cambia vidas

Peluche Twitter: @SoyPelucheVIP

Peluche
Twitter: @SoyPelucheVIP

Hola. Soy Peluche, aunque nací siendo Peluchín. Soy un Bichón Habanero color champaña,“born and raised” en Miami y dado en adopción porque soy alérgico a casi todas las comidas procesadas, sobras y enlatados.

Cuando me enteré que me iban a regalar no sabía que iba a pasar conmigo, porque lo que escuchaba era:  “Vamos a entregarlo en el shelter del Condado!” Y la vecina les dijo: “No, llévenlo a “Jumein Sosaiti”  porque en el shelter los duermen”.

Después que me entregaron, me comenzó a cuidar Doña Heather. Ella me contó que Humane Society ayuda a animales sin hogar del condado Miami Dade desde 1936. Hoy brinda albergue a más de 300 perros y gatos en sus instalaciones de North Miami y gracias a donaciones de personas bondadosas, empresas y a quienes nos adoptan, puede brindarnos un techo, alimentación, cuidados médicos y cariño mientras nos consiguen una familia.
Casi al llegar conocí a mis dos compañeros de habitación, Poodle Negro y Pastor Crema. Ellos peleaban mucho conmigo. Me decían que los hogares de adopción son una pesadilla y que éramos compañeros de celda. Yo no les hacía caso y me esmeré en aprender todo lo que me enseñaron para hacer feliz a mi nueva familia.

Así me convertí en el mejor alumno de las clases de Potty Training (para hacer “Número 1” y “Número 2”  afuera de la casa), “Figuras” (para desarrollar mis habilidades de dar vueltas “roll over”, dar la patica y sentarme cuando me digan SIT), el “Lap Sleeping” (para
quedarme inmóvil si me invitan a subirme a sus piernas mientras ven TV) y a comer  dos veces al día sin ruidos ni regueros. Tampoco hice escándalo cuando me pusieron el chip, me vacunaron,me operaron y me dejaron listo para ir a mi nuevo hogar.

Cuando Doña Heather abrió la puerta para que mis futuros papás me vieran, yo salí corriendo y me lancé a los brazos de mi Papá. Él me cargó y mi Mami me abrazó y le dijo, “Lo encontramos”.

Yo estaba nervioso porque les pidieron de todo. Ya habían llenado una planilla llamada “Aplicación” y les explicaron que cuando adoptan un animalito salvan dos vidas: la que adoptan y la del próximo huésped de Humane Society. Ese día les pidieron sus licencias de conducir y el permiso de la Asociación HOA. Firmaron una carta que decía que me iban a cuidar, a llevar al veterinario, a ponerme las vacunas y que no me iban a regalar más nunca. Luego, les mostraron el acta de adopción, el documento con el que me convertí en miembro oficial de mi familia.

Y allí mi Mamá dijo: “¿Le puedo poner Peluche en vez de Peluchín? porque de niña era muy alérgica y nunca pude tener un perrito de Peluche”. Yo no lo podía creer. Mi Mamita linda iba a entender mis alergias y al fin iba a tener un nombre de gente grande. A partir de ese momento soy Peluche Bello-Pardo y me dicen que soy VIP (Very Important Pet) en la vida de mi familia y amigos. ¡Guau!

 

Related Posts

Comments are closed.

« »