#AstrosHolísticos | Del 25 de Septiembre al 9 de Octubre

Clara Ruiz info@clararuiz.net

Clara Ruiz
info@clararuiz.net

Ciertamente estamos en un momento muy especial. Seguimos bajo la influencia de la unión de Venus con Saturno en el intenso signo de  Escorpio. Esto nos lleva a luchar por lo que queremos con pasión y sin mucha paciencia para esperar, pero con estructura.

Se les une en la fiesta el nodo lunar que nos habla del camino que debemos seguir, apoyando  nuestros deseos. Venus es la energía con la que nos relacionamos con los demás, el aspecto que hay que cuidar es que la pasión no se desvíe hacia los celos y el deseo de controlar a los otros, así como  vigilar un poco la intolerancia generada por el deseo de tener lo que quiero ya. La paciencia es una gran virtud en este momento.

También están participando desde un ángulo de cooperación, por un lado Neptuno que nos indica nuestra conexión con lo Superior y Quirón el sanador de heridas y por el otro lado Júpiter, energía con la cual buscamos expandirnos para poder integrar dentro de nosotros, nuevos puntos de vista. Hay hipersensibilidad ya que las emociones están a flor de piel, pero es un momento perfecto para revisar aquellas conductas que hasta ahora no nos han traído beneficios, para empezar a cambiar de rumbo. Lo que ya no nos sirve hay que dejarlo atrás para poder abrir espacio a lo nuevo.

Esta configuración favorece principalmente a aquellas personas que tienen su sol o su ascendente en Escorpio, Cáncer y Piscis. Para los piscianos ofrece un espacio de tiempo ideal para que puedan clarificar sus emociones y por ende sus pensamientos, ya que su regente está retrógrado, momento de tomar impulso y soltar cargas, para finalmente salir con mucha fuerza cuando Neptuno se ponga directo el 12 de Noviembre.

Para todos los demás, observen en qué casa están esos signos, para ver cuáles son las áreas de la vida donde esta energía se va a manifestar con más fuerza.

Desde el jueves 26 y hasta las primeras horas del domingo, la emotividad estará en su pico, ya que la luna estará ocupando el signo de cáncer, exaltando aún más las características anteriores. Son días en los que es mejor cuidar lo que decimos y sobre todo cómo lo decimos, porque podemos herir susceptibilidades muy fácilmente. Mejor utilizamos estos días para la meditación, la creatividad y la introspección. Emotividad es el tono.

Ya para el miércoles 2 de octubre, con las emociones equilibradas, el corazón en calma y la luna en Virgo, podemos plantear aquellos temas que  nos inquietan y tendremos mejores chances de que se puedan llegar a acuerdos. El punto a tomar en cuenta es no criticar ni culpar a los otros. Sobre todo porque el sol estará en aspecto tensionado con Urano y Plutón haciéndonos sentir que estamos limitados o que estamos perdiendo la libertad.

Son tiempos de cambios, la mayoría de las veces súbitos, para los que no nos hemos preparado y nos toman por sorpresa, por lo tanto la flexibilidad es muy importante, estado al que llegamos cuando somos capaces de soltar lo que ya es obsoleto y eso va desde un objeto material, hasta una pauta de conducta, una relación que no es armónica o un apego de cualquier tipo y hasta una adicción.

Si este cambio nos estremece mucho, es oportuno reflexionar sobre nuestro concepto de libertad y lo que verdaderamente tiene valor, muchas veces nos aferramos a algo y por estar atados a eso, nos perdemos de un gran mundo de oportunidades. Este es un muy buen momento para soltar y dejar ir.

Ese día amanecemos con la luna nueva de Libra, período ideal  para sembrar aquello que queremos cultivar, principalmente en el tema de las relaciones, así que si hay alguien con el que has tenido algún resentimiento, acércate y tiende el puente; a aquellos que quieres demuestrales tu afecto, pide perdón, regala una flor, en fin es un día para sanar.

Cerramos la semana con una energía de optimismo renovador, de mucha capacidad de ver las cosas desde una óptica más clara y amplia y si hemos hecho bien nuestra tarea de limpieza interna, de ver salidas por caminos que antes ni siquiera podíamos contemplar.

Related Posts

Comments are closed.

« »