#InSalud | Combatir el insomnio

Redacción IN

insomnia in salud integrate newsMiami, Abril 23, 2014.- Definitivamente, no hay nada peor para la salud, el ánimo y el humor, que padecer de insomnio, un trastorno del sueño que genera consecuencias negativas para quien lo padece. Esta condición se manifiesta como la dificultad (y hasta la incapacidad) de conciliar el sueño durante la noche y afecta entre el 10 y el 30 por ciento de la población adulta de los Estados Unidos.

El sueño es un estado fisiológico que está supuesto a suceder a diario, en alternancia con el estado de vigilia. Está presente durante toda la vida, aunque la calidad y duración varía a lo largo de ella. Cuando “no se duerme completo”, el afectado presenta cambios repentinos de humor, y siente que disminuye su capacidad de atención y concentración, aumentan sus niveles de estrés, ansiedad, irritabilidad y fatiga.

Si la “mala noche” se convierte en “muchas malas noches”, el insomnio impacta negativamente en la calidad de vida y aumenta el riesgo de padecer somnolencia diurna, que puede traer como consecuencia desde depresión hasta accidentes de tránsito y laborales.

Algunos medicamentos pueden producir insomnio. Asegúrese de comentarlo con su médico para que pueda tomar las medidas respectivas.

Para prevenir el insomnio, lo más eficiente es practicar las siguientes medidas profilácticas:

No haga ejercicio vigoroso en las 3-4 horas previas a la hora de acostarse.

Evite ingerir líquidos en exceso para evitar micción nocturna.

Evite el consumo de bebidas y alimentos que contengan sustancias estimulantes como cafeína o teína (café, té, tabaco, alcohol, chocolate), después de las 4 p.m.

Procure acostarse y levantarse a las mismas horas, todos los días. El establecimiento de un horario regular para dormir le facilitará conciliar el sueño.

Cene de manera ligera al menos dos horas antes de irse a dormir, para evitar irse a la cama con sensación de hambre.

Si va a tomar una siesta, que su duración no sea mayor a los 20 minutos (conocida como power nap) y nunca la tome después de las 5 p.m.

Minimice el ruido y la iluminación en su habitación.

Procure una temperatura adecuada que le sea confortable sin tener que arroparse con pesadas mantas.

Evite realizar otras actividades en la cama (tales como ver televisión, utilizar la computadora o el tablet, leer, hablar o textear por teléfono). Utilícela sólo para dormir.

Si al acostarse no concilia el sueño en los primeros 15 minutos, levántese de la cama y siéntese en un sillón hasta que le de sueño.

Establezca rutinas relajantes como escuchar música instrumental, darse una ducha templada, beber algo caliente – descafeinado.

Evite tener relojes a la vista para que no vea la hora.

Siguiendo estos consejos, podrá mejorar sus rutinas diarias para que a la hora de conciliar el sueño, lo haga con más facilidad.

¡Buenas noches!

Related Posts

Comments are closed.

« »