#SanaciónValiente | El temblor de las orugas

por Luis Sosa

 

Feature Image SanaciónValienteMiami, Febrero 19, 2014.- Se siente en la sangre, en las taquicardias, en las jaquecas repentinas, en síntomas extraños en nuestros cuerpos… se está produciendo un cambio en nuestras consciencias y en nuestras vidas. No quiere decir que todo síntoma tenga que ver con el cambio, pero todos los cambios sí tienen que ver con los síntomas. A nivel masivo se está dando un salto hacia adelante, o hacia arriba, o un despertar – como lo tildan muchos.

¿Qué es exactamente lo que está pasando?. Evolución, así como están desapareciendo especies de animales, algunas plantas están mutando, el ADN se está transformando y el humano está evolucionando y lo está haciendo a nivel masivo. Nos llegó el tiempo de dejar atrás viejos patrones de conducta, creencias, prioridades, formas de alimentarnos y de conectarnos con nuestros potenciales mejor guardados.

Ya no es momento de asombrarnos porque el eje magnético de la tierra ya no está donde antes, ni porque el sol está lanzando llamaradas históricas, ni porque antiquísimas plantas alimenticias están invadiendo y aniquilando sembradíos de cultivos transgénicos… ya es la hora de mirar hacia adentro y ver el trabajo que tenemos pendiente.

Nos llegó la hora de asumir y de tomar decisiones importantes. Hasta ahora podíamos navegar con cierta calma pero ya el mar está picado y nos exige contundencia.

Ya es intolerable la posición tibia, la vida nos exige saltar o perecer. El saltar es cortar de raíz relaciones personales que sabemos no van a llegar a nada, reconectarnos con nuestro valor propio, prosperar de una vez y para siempre, sanar heridas de infancia y hacer lo correcto sin miedo a las consecuencias. Perecer es aferrarnos a nuestras creencias,  resistirnos al cambio, defender lo indefendible, tomarnos todo como algo personal, no perdonar ni abrir nuestro corazón.

Luis Sosa

Luis Sosa

Debemos decidir si queremos convertirnos en mariposas o mantener la calma de las orugas.

Si decidimos trascender, aún tenemos el chance de hacerlo con cierta calma… los decibeles de cambio van subiendo y sólo serán benévolos con quienes abrazaron la transformación, pero serán muy perturbadores para quienes prefirieron el “confort”.

Cambia, sana, perdona, fluye, triunfa, ama y vive intensamente ahora y empieza a vivir al ritmo de una nueva vida que ya se asoma… siente el temblor y empieza a vibrar a su ritmo.

Llegó el tiempo del temblor de las orugas.

 

Related Posts

Comments are closed.

« »